Santa Coloma, ciudad devota de Eugene Smith

Artículo publicado en El Periódico en el que citan nuestro proyecto homenaje a Eugene Smith

https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20210429/santa-coloma-ciudad-devota-eugene-11687220

Llega a las pantallas ‘El fotógrafo de Minamata’, con Johnny Depp en el papel de Eugene Smith, el fotógrafo que como un flash ha iluminado la camino de cientos de fotoperiodistas en todo el mundo durante varias décadas. Es un ‘biopics’, una biografía hollywoodiense, género a veces con más terrones de los aconsejables para una sana dieta cinéfila. Habrá que verla para poder saborearla y opinar. Seguro, sin embargo, que cumplirá con su buen propósito inicial, proporcionar otro referente ético en estos sombríos tiempos en que, por no haber, no hay ni estética. En Santa Coloma de Gramenet, no obstante, poco o nada les pueden descubrir que no sepan ya, pues desde hace tres años trabaja ahí la Associació Colomenca d’Aficionats a la Fotografia (ACAF) para que Eugene Smith tenga dedicada una calle o una plaza, y lo hacen, por cierto, a lo grande. Muy a lo grande.

–“Y ahora, para rematar, me dicen estos amigos que ha escrito usted ‘Luz de agosto’, la novela de Faulkner, ¡de William Faulkner! ¿Y no podía usted haber plagiado a otro? ¿Es que no sabe que en este pueblo es verdadera devoción lo que hay por Faulkner?”.

Lo dice, como muchos saben, José Sazatornil en ‘Amanece que no es poco, que podría ser la mejor frase de la película si a ese podio no optaran un par de cientos más de líneas de diálogo de la mítica película de José Luis Cuerda. Pues eso, como habrán deducido ya, que en Santa Coloma hay verdadera devoción por Eugene Smith, tanta que, sin que puedan ser consideradas plagios, han montado estos últimos tres años recreaciones de los lugares en los que trabajó el fotógrafo de Kansas para que los miembros de la AFAC, con Joan ‘Sazatornil Guerrero a la cabeza, se pongan en su piel.

Un día, con la indispensable ayuda de la Asociación Catalana de Coleccionistas de Uniformes Históricos, los devotos de la ACAF convirtieron los alrededores de la masía de Ca l’Alemany en un campo de batalla francés (Smith fue fotógrafo de guerra hasta que la metralla de una bomba le impactó en la cara en Okinawa) y en otra ocasión pidieron ayuda a los colomenses para que, vestidos como corresponde, simularan ser los vecinos de Deleitosa (Cáceres), el pueblo que Smith visitó durante la posguerra para retratar la miseria alimenticia y moral del franquismo. El resultado de aquellos homenajes son los que ilustran magníficamente este texto, fotos que, aunque no llevan el sello de Eugene Smith, como mínimo invocan su alma.

Seguir leyendo en «El Periódico»

https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20210429/santa-coloma-ciudad-devota-eugene-11687220

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.